martes, 21 de noviembre de 2017

La Agencia del Medicamento dice «no» a Barcelona



A día de hoy, más de 2600 empresas se han ido de Cataluña. Y sumando. La inestabilidad política que vive esta región, como consecuencia de las quimeras de los independentistas, está haciendo que la comunidad más próspera de España esté a solo un paso de la quiebra. Literalmente. No ya por las empresas que se van –y por el paro que ello conlleva–, sino por las inversiones que han decidido dar marcha atrás justo cuando iban a cruzar nuestras puertas. El último «gran éxito» de los secesionistas lo acabamos ver materializado en el voto en contra que le han dado muchos países europeos a la candidatura de Barcelona, ciudad que aspiraba albergar la sede de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). De poco o nada han servido las gestiones diplomáticas al más alto nivel para ganar votos. Se han movilizado desde el rey Felipe VI, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los ministros de Exteriores, Alfonso Dastis, y de Economía, Luis de Guindos. Sin embargo, aunque la capacidad de influencia que hemos usado ha sido grande, el miedo que ha mostrado la UE a que la sede del Medicamento pueda estar en Barcelona ha sido aún mayor. El 21-D, elecciones en Cataluña. Tomen nota de lo ocurrido. Todo puede ir a peor.
____________
COMPÁRTELO:

lunes, 20 de noviembre de 2017

El ejército y la crisis catalana



Solo se me ocurren dos escenarios en los cuales el ejército tendría que haber intervenido en Cataluña tras la declaración de independencia del ex president Puigdemont. El primer escenario bélico se hubiera producido, sin miramientos, en el caso de que los Mossos d'Esquadra se hubiesen declarado en rebeldía. Algo que no sucedió porque, cuando llegó el momento de hacerlo, a los mandos de los Mossos les faltaron arrestos. Dicho sea en román paladino: se arrugó el mayor Trapero y sus acólitos le siguieron. Otro escenario –no descartable todavía– en el que pudiera intervenir el ejército se produciría si en esta región se declarase el Estado de Alarma. Tras la aplicación del art.155, da la impresión de que Cataluña ha vuelto a la legalidad, de que los ánimos están atemperados y de que, por fin, todo marcha. Pero, desgraciadamente, me temo que la aplicación de este artículo solo nos ha dado una tregua temporal. Tras las elecciones del 21–D, si ganan los independentistas, querrán terminar lo que empezaron: romper con España. Y lo harán tomando las calles, con tractores, con caceroladas intimidatorias, con el cierre de autopistas, de vías ferroviarias, con la quema de banderas de España... Por tanto, señores militares, sigan con sus maniobras, con ojo avizor en Cataluña, por si se les reclama. 
____________
COMPÁRTELO:

sábado, 19 de agosto de 2017

El yihadismo golpea España




14 muertos, 130 heridos y sumando. El atentado ocurrido en Las Ramblas de Barcelona nos ha pillado totalmente desprevenidos. La modalidad del atropello masivo ha sido de nuevo el método escogido por los yihadistas. La modalidad de echar a correr para después esconderse como cobardes la están convirtiendo en un cliché. Ya no se inmolan por Allah, ¿estarán perdiendo su fe? Vaya usted a saber. En cualquier caso, me avergüenza pensar que durante un tiempo llegué a creer que España estaba a salvo del terrorismo islámico. Creía ingenuamente que esto era una especie de toma y daca. Que si actuabas contra los yihadistas en Oriente Medio, ellos te devolverían el agravio en tu propia casa. Y dado que nuestra presencia militar por aquellos lares es escasa y tan sólo de índole técnico, no veía motivos para que actuasen en España. Pero el salvajismo ocurrido en Barcelona demuestra lo enormemente equivocado que estaba. Ahora veo que el terrorismo es una lacra que no necesita de justificación para recrear escenarios de muerte. Son asesinos, necesitan matar. El dónde y el cuándo hace tiempo que les da igual.
El Correo / English / La Vanguardia
____________
COMPÁRTELO: 

viernes, 5 de mayo de 2017

El PNV siempre gana la partida


Creo que hablo en plural cuando digo que ha sido una sorpresa la cantidad de prebendas que el PNV le ha sacado al PP a cambio de su apoyo para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. En resumidas cuentas, los ‘jeltzales’ han conseguido arañar a Rajoy una rebaja del Cupo de 540 millones al año, una inversión de 3.380 millones para poder culminar el proyecto ferroviario de la 'Y' vasca y mayores competencias para la Ertzaintza; además de otras pormenorizadas demandas, como una reducción en la tarifa eléctrica para las industrias vascas y más ayudas para el desempleo. Esta retahíla de dádivas que Rajoy ha entregado al Gobierno vasco ha dejado a mucha gente enojada. ¿Pero qué otra cosa podía hacer? Por un lado, Rajoy tenía a Ciudadanos coaccionándole para que no negociara con el PNV ni un ápice sobre política penitenciaria o sobre el acercamiento de presos de ETA, que era los peneuvistas realmente querían. Y por el otro, el presidente del Gobierno se enfrentaba en el Congreso a nada menos que a siete enmiendas a la totalidad que iban a tumbar los presupuestos que presentaba –con 170 escaños que tenía, no los sacaba–. Es cierto que los peneuvistas siempre han sido muy avispados, pero no hubieran sacado ni la mitad si el PSOE, por ejemplo, hubiera colaborado en la elaboración de los presupuestos. Ahora de nada sirve llorar.
____________
COMPÁRTELO:

martes, 2 de mayo de 2017

Tambores de guerra nuclear



«Entre EE.UU. y Corea del Norte algo realmente malo va a pasar». Este pronóstico tan agorero es un pensamiento que se repite en mi cabeza constantemente. La tensión que existe entre ambos países va «in crescendo» cada día que pasa. A cada provocación que uno hace, el otro le responde con una amenaza. Y aunque de momento los ataques que se hacen Donal Trump y Kim Jong-un no pasan de las palabras, juraría que ambos tienen sus manos a la misma distancia del botón nuclear. No es la primera vez que hemos tenido que atemperar a dos líderes deseosos de emprender una guerra atómica. En 1962, el líder soviético Nikita Jruschov y el presidente estadounidense John F. Kennedy nos tuvieron 13 días viviendo en un ¡ay! por la crisis que se desató a cuenta de los misiles soviéticos en Cuba. Afortunadamente, aquello se consiguió resolver porque ambos se mostraron receptivos a los buenos consejos que recibieron de sus aliados. Sin embargo, estamos ante un escenario distinto. Más peligroso. Donal Trump y Kim Jong-un son excesivamente imprevisibles y nada influenciables. Ni la OTAN ni China van a poder frenarles si deciden entrar en guerra. El hecho de que ambos no paren de mentar esa posibilidad, me dice que la idea se les está enquistando. Este asunto me da mala espina. No va a tener buen final.
____________
COMPÁRTELO:

domingo, 30 de abril de 2017

El nuevo circo de Podemos



Tiene razón Aitor Esteban, el portavoz del PNV, cuando dice que la moción de censura que propone Podemos contra el PP lo único que va a conseguir es reforzar aún más la posición de Rajoy en el Gobierno. Al igual que también tiene razón la socialista Susana Díaz cuando dice que esta artimaña está ideada contra su partido. Y también la tienen, por supuesto, los que se quejan de los continuos shows circenses de Podemos. Cuando un partido político propone una moción de censura, ha de hacerlo de manera consensuada y negociada con el resto. Si lo hace de otra manera, es una tomadura de pelo. Esta iniciativa que Pablo Iglesias ha sacado de su coleto no tiene nada de constructiva. Con ella lo único que va a lograr es darle aire a Rajoy justo cuando más agobiado se encuentra por el caso ‘Lezo’. Yo diría, incluso, que es muy probable que la moción se ponga en su contra, pues Ciudadanos y el PSOE le va a dar la del pulpo, como es natural, por las reiteradas rencillas que Iglesias ha tenido con ellos. Por no hablar de que, tras la fallida votación, el grupo morado se va a poner en evidencia al demostrar la soledad parlamentaria en la que se encuentra. Si por lo menos tuvieran para ofrecer un programa alternativo de gobierno, todavía se les podría tomar un poco en serio. ¡Pero es que ni eso!
____________
COMPÁRTELO:

jueves, 27 de abril de 2017

Amenaza a los funcionarios



El Gobierno debe pronunciarse de manera inmediata ante las reiteradas amenazas que están recibiendo los funcionarios de Cataluña por parte de algunos parlamentarios de JxSí si éstos se niegan a obedecer la Ley de Transitoriedad Jurídica –que establece las bases para la desconexión con España– y que será aprobada este verano en el Parlament de Cataluña. «Sufrirán y serán sancionados, incluidos los Mossos reacios al proceso soberanista si rechazan cumplir con la nueva ley», ha llegado a decir el parlamentario de JxSí Lluís Llach en varias de sus charlas independentistas. Unas declaraciones que son del todo inaceptables. Por tanto, es realmente necesario que el Ejecutivo mande a los funcionarios catalanes un mensaje tranquilizador de apoyo y que se ofrezca a buscar una solución para poder sacarles del secuestro político en el que se encuentran.
____________
COMRÁRTELO: 

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero