sábado, 14 de enero de 2017

¡Pobrecito!, que le han hackeado




Ángela Merkel, François Hollande y otros 33 líderes mundiales todavía están esperando a que el presidente Barack Obama se digne a pedirles disculpas por las escuchas ilegales que los servicios de espionaje estadounidenses les hicieron cuando pincharon sus teléfonos privados en 2013 (Caso Snowden). Me sorprende, por tanto, la falaz sorpresa con la que se muestran algunas instituciones de EEUU al darse cuenta de que Rusia hackea y comete las mismas injerencias ilegales que practican ellos. Barack Obama jamás debió haber utilizado el espionaje como «ventilador de porquería» para ensuciar el triunfo de Donald Trump. Su delfín, Hilary Clinton, perdió las elecciones porque los electores vieron que su política iba a ser continuista. A ella la ven como la personificación del ‘establishment’. Y los vientos que soplan en todo mundo van en contra del sistema, por permitir que las desigualdades sociales y económicas vayan cada vez a más. Con su teoría conspiranoica, Obama no solo está consiguiendo enfangar el traspaso de poderes, sino que está enfrentando a las agencias de inteligencia entre sí y las está poniendo en contra del futuro presidente. Y al resto del mundo nos obliga a postularnos sobre un asunto de espionaje que ni nos viene ni nos va.
La Razón / English / El Mundo
____________
COMPÁRTELO:

miércoles, 14 de diciembre de 2016

No depende de Báñez salir a las seis




La patronal y los agentes sociales no necesitan del beneplácito de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para negociar a qué hora debe terminar la jornada laboral de un trabajador. Si hasta ahora no han llegado a un acuerdo para que termine a la seis de la tarde, es porque los empresarios consideran que esto generaría pérdidas en prácticamente todos los gremios. El anuncio que hizo ayer Fátima Báñez en este sentido es pura demagogia. Solamente los funcionarios cumplen con una jornada intensiva de mañana, que, por cierto, no nos beneficia. Recuerdo cuando empezaron a poner médicos de cabecera en horario de tarde y de un plumazo resolvieron buena parte del colapso sanitario. Deberían haber aplicado esta misma medida en los juzgados, en los ayuntamientos y demás instituciones públicas, ya que se encuentran atoradas precisamente porque sus horarios son demasiados restrictivos. Las demandas deben ser atendidas a la hora que se presenten. Sobre todo si hablamos de empresas privadas. Bajar a destiempo la persiana lleva siempre a la quiebra.
La Razón / English
____________
COMPÁRTELO:

viernes, 2 de diciembre de 2016

El boicot a Fernando Trueba



Era de prever que las estridentes declaraciones que hizo el cineasta Fernando Trueba el año pasado, durante la gala en la que recibió el Premio Nacional de Cinematografía –donde soltó perlas como: «Nunca me he sentido español» o «Si hubiera una guerra en España, iría con el enemigo»–, le iban a pasar factura tarde o temprano. Y parece ser que la gente que se sintió ofendida con lo que dijo ha considerado que llegó el momento de hacer «vendetta». Su última película, «La Reina de España», está recibiendo un boicot desmesurado en las redes sociales. Como consecuencia la taquilla está siendo un fracaso. Me apena este hecho porque el cine español no está para sobresaltos. Pero también entiendo a los boicoteadores, que se quejan de que Trueba rechaza de España todo menos las subvenciones: según los datos del Ministerio de Cultura, Fernando Trueba recibió una subvención de 721.646 euros para sacar adelante su película «El artista y la modelo»; por hacer «El baile de la victoria» le concedieron 848.383 euros; por «El embrujo de Shanghai» sacó 810.820 euros. Y así, una subvención tras otra hasta conseguir casi 4 millones de euros. La semana pasada le escuché al cineasta quejarse con dureza sobre el pirateo. ¡Encima eso! Francamente, no se me ocurren argumentos para defenderlo.
____________
COMPÁRTELO:

viernes, 25 de noviembre de 2016

El fallecimiento de Rita Barberá



Lo que le ha ocurrido a Rita Barberá es justamente lo que su sobrina y su hermana comentaban con rabia a sotto voce en misa durante su funeral: «¡La han matado!». La presión política y mediática que estaba sufriendo Rita durante los últimos meses fue brutal. Ningún corazón que conozco sería capaz de mantenerse en ralentí ante los constantes desprecios e injurias que venían incluso de sus propios compañeros de partido. Contra ella, les recuerdo, no había una sentencia culpatoria. No había nada. Los que tan alegremente vulneran la presunción de inocencia, ya pueden descorchar el champán, porque acaban de conseguir su primera víctima real. Una víctima que no se merece para algunos ni tan siquiera un minuto de silencio. ¡Qué vergüenza!
Atrás queda ahora el legado de Rita: una vida entera dedicada al PP y a sostener el PP, pues ella fue el báculo en el que se apoyaron Aznar y Rajoy en su día para no caer. Durante los 24 años que estuvo de alcaldesa de Valencia, hizo brillar esta ciudad hasta convertirla en la tercera más importante de España.
En fin, decía Séneca: «La muerte es un castigo para algunos, para otros un regalo, y para muchos un favor». No seré yo quien desmienta esta realidad.
____________
COMPÁRTELO:

viernes, 18 de noviembre de 2016

Gibraltar, un poco más lejos



El ex ministro García Margallo puede gustar a la gente poco, mucho o nada, pero durante los cinco años que estuvo en el Gobierno dejó claro que una de sus máximas prioridades era recuperar Gibraltar para España. Esta idea la defendió en Bruselas y en la ONU con muy poco éxito, hasta que se produjo el Brexit y, entonces, muchos albergamos algo de esperanza. El optimismo de Margallo era tal que llegó a decir: «La bandera española está ahora mucho más cerca del Peñón de Gibraltar». Y hubiera apostado cualquier cosa a que, de continuar en el Gobierno, hubiéramos conseguido la cosoberanía del Peñón durante la presente legislatura. Sin embargo, su sucesor en Exteriores, Alfonso Dastis, se ha pronunciado ante los medios sobre este tema con apatía y sin prisas: «Ya habrá tiempo de abordar Gibraltar, no hay que atosigar», ha dicho, justo después de haberse reunido con su homólogo británico, Boris Johnson. Y me ha dejado atónito. Pues jamás pensé que semejantes palabras pudieran salir de la boca de un ministro de España. Desconozco el motivo por el que el futuro de la Roca ha pasado de ser un asunto de gran preocupación a ser un asunto irrelevante. Pero esto me suena a trueque. Algo se nos escapa. Señores Johnson y Dastis, ¿de qué hablaron en su reunión? ¿Dónde está la trampa?
El Mundo / English
____________
COMPARTELO:

jueves, 17 de noviembre de 2016

Jornada laboral de 35 horas



La Junta de Andalucía pretende que los 260.000 funcionarios que tiene esta comunidad trabajen a partir del mes de  enero dos horas y media menos a la semana  –de 37,5 horas  a 35 horas–, que cobren un 1% más de sueldo; contratar a nuevos funcionarios para cubrir esas horas de ausencia y que todo esto lo pague el Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), al que han solicitado 3.525 millones de euros por no ser  capaces de cerrar en positivo los presupuestos del próximo año. Una iniciativa que raya tanto la demagogia como el escándalo. Demagogia, porque a pesar de que la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, sabe que esta medida se la va a tumbar el Tribunal Constitucional, pues ya lo hizo en Castilla-La Mancha cuando sucedió algo similar, sigue adelante con ella con el único fin de ganarse la simpatía del funcionariado. Y escándalo, porque de aprobarse, se produciría una injusticia con los empleados del sector privado, que siempre se ven  obligados a trabajar más horas que los funcionarios y que no cuentan con el amparo que ellos tienen de la Administración para conservar sus trabajos. No es hora de hacer prebendas. Es hora de mirar por igual los derechos de  todos los empleados.
La Razón English
____________
COMPARTELO: 

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Rajoy: o Presupuestos o elecciones



Las declaraciones que acaba de hacer Mariano Rajoy de repetir elecciones en primavera, si el resto de los partidos se niegan a aprobar sus Presupuestos, me parecen un chantaje en toda regla. Rajoy debe empezar a interiorizar el hecho de que gobierna en minoría en el Congreso. Y que está obligado a alcanzar acuerdos con unos y otros si quiere que salga adelante cada ley o proyecto que pretende hacer en el futuro. Los Presupuestos Generales del Estado no son estancos, son abiertos. Las partidas presupuestarias que lo forman pueden ser permeables a las propuestas de otros partidos si así lo quiere el Gobierno. Se debe cumplir con Bruselas, por supuesto, pero aún queda mucho margen para la negociación. El problema está en saber si Rajoy quiere hacerlo. Si se empecina en no querer dialogar con otras formaciones, muchos tendremos claro, de repetirse elecciones, por qué fracasó su Gobierno.
____________
COMPARTELO:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Nos Visitan desde:

Onda Cero