sábado, 9 de junio de 2007

flirteo laboral

Son pequeños mensajes sutiles los que los que a veces te llegan y hacen que te sientas mal, pues a pesar de que el anillo que llevas de casada te recuerda a diario de tu compromiso marital, te resulta inevitable no mostrarte receptiva hacia las miradas seductoras que te dirige continuamente ése compañero de trabajo que te gusta y que te hacen sentirte como una mujer deseada. Es gratuito e inofensivo tener fantasías, te dices, y te intentas engañar comparando ése tácito y expresivo mirar que os dirigís entre vosotros con cualquier otra cosa inocua que ocurre sin la mayor importancia. Aunque luego, cuando llegas a casa y ves a tus “peques” sentados y riéndose junto a tu marido en el sofá, te sobreviene de golpe un sentimiento de deslealtad que te hace sentirte extrañamente culpable. Pero gracias a dios no eres una mujer enamoradiza y loca, de ésas que a toda prisa doblan sus cuatro trapos, los meten en una maleta de viaje, rompen con todo y se van, porque de ser así, probablemente ahora mismo ya tendrías tres separaciones a tus espaldas, o más, de tantas y tantas veces que te ha tocado vivir esta misma situación. Tu experiencia también te dice que el intentar buscar excusas que te sirvan de justificación no sirve de nada, pues no aceptas, ni tus celos nunca aceptarán, el hecho de imaginar que tu marido pueda igualmente ser el hombre deseado de una compañera de su trabajo; una mujer a quien le haga sentir, desear, suspirar y tener la necesidad de ponerse guapa, como a ti te pasa antes de ir a trabajar. Y te sientes culpable, no por lo que ha sucedido, sino por lo que desearías que pasara. Pero sabes que todo quedará al final en pura quimera, pues no permitirías jamás que una aventura tuya acabe convirtiendo a tu familia en el cántaro roto de la fuente, echa añicos porque te agarraste a ella con inseguridad. Por lo que has decidido plantarte y dejarlo pasar. O no, pero entonces ya sabes cual es el final.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Eres lo mejor, pero encima GUAPO
Puñetero ¿como te lo montas pa tenerlo todo? incluso Fibro etc. etc. Besos y sigue Nonna

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero