sábado, 2 de junio de 2007

El perdón de la guapa

No sé que tiene la guapa (o el guapo) que todo pecadillo que hace a los demás se queda en “pecata minuta” en comparación con lo que le puede ocurrir a esa otra pobre desgraciada que nació adefésica perdida y que nos hizo exactamente lo mismo y la llevamos hacia la excomunión. El panadero, frutero, lechero, …ero, lo sabe: se le nota en sus ojillos cuando entra la guapa a comprar sus productos a sus tiendas y se queda obnuvilado mientras le pone un kilo de manzanas, por ejemplo. Y si le entretiene al tendero más de la cuenta haciendo la compra o se equivoca en el pedido, mejor para él; mientras, la pobre ama de casa que espera en la cola con el chándal de la temporada pasada puesto y las zapatillas de andar por casa, no sólo tiene que aguantar la cara de tonto que tiene el tendero, sino perdonar mil errores que pueda cometer Baby-girl, y que en ella serían imperdonables. El tendero lo sabe, la guapa lo sabe y la fea también, que la hermosura vende y con ella te puedes si quieres hasta establecer. Si a la guapa le da por pintarse los labios con una barra de chorizo y luego irse a una discoteca a ligar, liga. Si lo hace la fea, lo más seguro que pueda pasar es que al camarero que la atienda -que será quizá el único que se acerque a ella-, le entre hambre. Y hasta aquí todo bien, pero el problema viene cuando ves que hay mucha guapa disfrazada de fea o al revés. “Hoy no me apetece que me moleste nadie -se dice la guapa-, así que me pondré el vestido horrible de mi amiga y no me pintaré”. Y su deseo se cumple de igual forma que si se lo hubiera concedido el genio de la lámpara de Aladino. “Mañana lunes por la mañana te voy a buscar para hacer no se qué – le dices tú a la guapa que te ligaste el sábado en la discoteca.” Y cuando llegas al portal de su casa y ves que baja alguien con coleta y sin arreglar, dices: “¡Hostias, y este cardo quién es?... Yo tenía un amigo que me decía que a él no se la daban y cuando veía que el compromiso con una chica iba en serio, la obligaba a ésta a presentarle a su madre para saber cómo iba a ser ella de mayor… El problema fue que él a ella no le presentó a su padre y ahora que está calvo, con tripa y tapón, ella se ha separado y se fue a la porra su regla del tres. Así que mi consejo es que, si quieres conocer a alguien atractivo, éntrale a saco y pregúntale: ¿Oye, tú realmente eres guapa-o o te fabricas antes de salir de casa?

2 comentarios:

Bathory dijo...

Este escrito me recuerda a uno que lei donde el don de de la extrema belleza o la maldita belleza se comparaban con acantilados, abismos grandes como ese barranco que esta prohibido acercarse por peligroso, Asi es la belleza, igual de peligrosa, solo que en la mayoria de acantilados , los que encallan son los otros y en algunos, en cambio, los ahogados son los bellos o guapos, por locos, por tirarse de cabeza a cada rato, y al final no es mas que una justa compesacion por "todo" lo que Dios les ha concedido.
"Tu eras el sello de la perfeccion, lleno de acabada belleza, En el Eden Habitabas tu eras perfecto desde el dia de tu creacion hasta que fue descubierta en ti la iniquidad, se engrio tu corazon, echaste a perder tu esplendor, por tierra te he derribado y he hecho brotar fuego en medio de ti"
EZEQUIEL 28:12-19

Este mensaje fue escrito intencionalmente sin tildes.

Victoria - escribana dijo...

De verdad que me has hecho reir con este tema. Es realmente asi! jajja, aunque también hay otro factor.
Ejemplo: una de mis hermanas tiene algún encanto personal y muy especial -sin pretenderlo es decir sin necesidad de arreglarse,se entiende?- bien, el caso es que la última vez que le pusieron una multa por mal aparcamiento le preguntó al guardia que podía hacer y no se como, ni me preguntes.. el guardia rompió la multa y ella pasmada y disimulando; eso me pasa a mi y cuando intento hablar con el poli de la zona me responde algo así como: no siga que entonces le pondré otra multa por desacato a la autoridad... y yo bizca, jajaja.
Parece broma y algo inventado pero es así.
Además de todo lo que cuentas en tu escrito están esos casos especiales, existen personas con Encanto y punto.
¿sabes que me has hecho olvidar el cansancio y los azulejos rotos? además el fontanero me dijo que me los repondrán y me barrió el desaguisado... así que te mando una sonrisa enorme.
Vic.

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero