sábado, 23 de junio de 2007

El preferido de papá y mamá

Salvo en excepciones, como en el caso de las parejas que sólo tienen un hijo y donde sí o sí le toca a éste ser el único retoño consentido y mimoso de los dos cónyuges a la vez, en todos los demás casos de parejas que tienen dos hijos o más, resultaría una falacia decir que el padre o la madre no tienen uno entre ellos que es su preferido. Y aunque esto no significa que éste hijo vaya a ser el más querido de todos los demás, tampoco significa que se le vaya a querer como a un igual, pues el carácter diferente que se ve en ellos les otorga siempre un pequeño trato más especial. “El amor y el dinero no se pueden disimular”, dice un dicho, y mientras este pequeño pecadillo se pueda ocultar de los otros hijos, ni tan mal. El problema viene cuando el hijo preferido de papá tiene como preferida a mamá, y a su vez el de mamá, resulta que se ha dado cuenta de que a quien más quiere es a papá. Pues, lógicamente, los hijos también eligen. Creando así un extraño cruce de cariño que te deja totalmente nulo y que no sabes cómo explicar. Y que te recuerda irrisoriamente a esos momentos de tu adolescencia cuando en el amor nunca acertabas con la chica o el chico que tú querías y que hace que te preguntes con sorna: ¿estaré toda mi vida predeterminado a no ser correspondido con mis preferidos y a que me pase igual?

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero