miércoles, 20 de junio de 2007

¿Fantasía o realidad?

Resultan curiosas algunas sensaciones surrealistas que a veces percibimos y de las cuales la ciencia no sabe muy bien cómo explicar. Como, por ejemplo, cuando experimentamos un “déjá vu” (“ya visto”), palabra que viene del francés y que usamos para identificar ése momento en el cual estás viviendo algún hecho en el presente que te da la impresión de que ya lo viviste en el pasado. Según un estudio hecho en USA por el Dr. Crhis Moulin, existen tres maneras diferentes de déjá vu: el ya visto, el ya sentido y el ya visitado, refiriéndose cada una de ellas a las diferentes precogniciones que hemos tenido en ocasiones de nuestra vida... Otra extraña ilusión cognitiva, es sin duda la “fata morgana”, palabra italiana que significa: hada Morgana, en referencia a la hermana del Rey Arturo, que según la leyenda decían que era un hada cambiante, y que es la expresión que usamos para referirnos a la ilusión óptica creada por barcos, islas, icebers o todo aquello que se encuentre justo en la línea del horizonte y que al mirarlos se nos presentan a la vista con apariencia totalmente distinta, de espejismo o fantasmal. Y no deja de ser curioso igualmente la relación inusual que a veces ocurre entre hermanas gemelas, donde se rompe la pierna una y la otra lo hace detrás, o tiene un disgusto en secreto una y la otra sin saberlo no para de llorar, etc. Y también la casuística nos habla de la videncia esotérica, de la intuición maternal, de la sugestión de la hipnosis y de tantas y tantas cosas más, que siempre acabamos diciéndonos: ¿es fantasía o realidad?

1 comentario:

Anita dijo...

Hola Jon!

Peretenezco al grupo de SFM y hoy he visto algunos mails.

Que bueno que tengas blog, así podremos compartir muchas más cosas.

En cuanto al tema expuesto también están los sueños premonitorios, yo los tengo y la verdad es que a veces me asustan.

Otra cosa, hace algunos años me sucedía con un ex novio que estábamos muy conectados y cuando me ocurría algo a mí él aparecía y lo mismo cuando yo no dejaba de pensar en él o soñaba con su familia era porque algo estaba ocurriendo.

Es curioso, pero real.

Te dejo invitado cordialmente a visitarme cuando gustes.

Un abrazo.

Anita.

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero