miércoles, 27 de junio de 2007

Lo peor y lo mejor

"¿Qué es lo peor y lo mejor que te ha pasado hoy?", me preguntó un día un psicólogo en su consulta hace ya tiempo. Y yo le dije que lo peor había sido un sentimiento de pena que me vino a primera hora de la mañana por una prima que tenía enferma, y lo mejor una reunión con unos amigos al medio día con los que me lo pasé genial. Datos con los que él pudo deducir que soy una persona empativa y sociable, y que le avisaron de que durante la mañana estuve triste, pero que luego lo conseguí superar. "¿Y hoy?", me preguntó otro día. "Una discusión con mi jefe –le dije- y luego otra con mi mujer, y lo mejor cuando me he tomado un par de tragos en un bar para desconectar.” Y supo entonces que extrapolo mi irritabilidad hacia gente que no tiene culpa y que no busco apoyo en los demás. Y me pareció esta una curiosa forma de comenzar la sesión, con la cual, haciendo tan sólo una pregunta, y siempre y cuando sea contestada con sinceridad, me di cuenta de que se podían averiguar problemas, miedos, rencores, frustraciones o las ilusiones de las que se alimenta a diario una persona, así como su estado anímico de todo el día en general. "Éste es un truco que no aparece en los libros de psicología -me dijo- y siempre aconsejo a que se utilice en las familias dentro de su intimidad. Os sentáis por la noche padres e hijos y comenzáis uno tras otro a responder a ésa misma pregunta. Y veréis como no sólamente aprenderéis a conoceros mejor, sino que os ayudará a rescatar ese día que habéis perdido sin veros y que parecía casi imposible de recuperar."

1 comentario:

pandora dijo...

este post también me ha gustado, Tienes un blogs muy interesante, vendré más veces a verte que ahora mis hijos están de campamento y aprovecho para darme unas minivacaciones!!!!!!!!!!!jajajajaja.

un beso desde mi caja.
pandora

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero