jueves, 16 de agosto de 2007

Mensajes en cadena

Todos conocemos más o menos el funcionamiento de Internet, lo útil e inútil que hay en él: una fuente infinita de información a la que puedes acceder si pagas una cuota mensual y si, además, aguantas el encordio de tener que esquivar virus que rompen en dos tu ordenador, soportas propagandas no deseadas que llenan tu correo electrónico y, por supuesto, si evitas caer mientras navegas en las páginas porno que los hacker tienen ya vinculadas a cualquier información, sobre lo que sea, que quieras buscar en Google. Pero lo más de lo más, son estos mensajes en cadena que te envían al correo con apariencia religiosa y salvadora en los que, si no haces lo que te piden, te castigan con lo peor. «Reza la siguiente oración a la virgen de tal, tres veces – dice el escrito, acompañado de una imagen religiosa-, y luego pide un deseo. Al acabar, deberás mandar este correo a diez amigos y en pocos días verás cómo milagrosamente tu deseo se cumplirá. Si no lo haces -continúa diciendo-, una racha de mala suerte o algo malo te podría pasar.»Y digo yo: ¿Algunos religiosos y sus adeptos pirados no se cansan nunca de meternos miedo a los que somos agnósticos? Porque mira que llevamos siglos igual. O eres creyente y haces eco de tu fe, piensan, o te mando a los demonios para que te den mala vida. En fin..., lo de siempre.

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero