viernes, 12 de octubre de 2007

Gafas para no ver

Las gafas son un complemento que da mucho juego a la hora de vestir o a la hora de intentar transformarte en alguien con apariencia de inteligente. Hasta hace un par de décadas, las personas que las usaban siempre fueron diana de mofa por la tosquedad de los materiales con los que estaban fabricadas, pero ahora con los nuevos productos que se emplean han embellecido su línea de estética y no son pocos los que acuden a comprarse unas tan sólo para presumir de ellas. Me comenta un amigo oftalmólogo que un diez por ciento de su clientela acuden a él empecinados en usar gafas a pesar de que la visión la tienen perfecta. “Al final se acaban llevando unas para visión cansada –me dice-, porque creo que son las que menos daño les va a hacer a la larga.” Aunque me asegura que intenta por todos los medios que este tipo de clientes, subyugados por la moda o por aparentar intelectualidad, se compren unas con montura bonita pero con los cristales normales, sin dioptrías. A veces lo consigue, a veces no. La ironía de este asunto es que la mayoría de las personas que se compran unas lentes por estos motivos tan snobs, acaban obligados con el tiempo a tener que usarlas por pura necesidad.

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero