domingo, 28 de octubre de 2007

La culpa fue de Felipe IV

El Vaticano acaba de hacer público el acta donde se recoge el juicio que La Santa Inquisión hizo a “Los Templarios” en el año 1314. Un documento que llega setecientos años tarde y que cuenta tan sólo una única versión de los hechos. Con la publicación de este documento inédito, La Iglesia intenta demostrar que Felipe IV el Hermoso fue el único responsable de la abolición de La Orden de Los Templarios, a quienes se les acusó de herejes y a muchos se les quemó en la hoguera, y que nada tuvo que ver en aquella atrocidad cometida el entonces Papa Clemente V.
Los Templarios (1.119-1.314) fueron unos caballeros medievales que tenían como misión la defensa de Las Tierras Santas, atacadas continuamente por los fieles seguidores de Mahoma. Los éxitos en batallas por oriente y occidente enseguida les trajeron fama y fortuna a estos Guerreros-católicos, que vestían hábito blanco con una cruz roja en el pecho. Cuentan los contemporáneos de la época, que Felipe IV codiciaba las riquezas que Los Templarios tenían en Francia y que, para hacerse con ellas, puso al frente del Papado a un hombre elegido por él para que desmembrara esta Orden religiosa. Clemente V, amigo y deudor de Felipe IV, aceptó de buen grado el puesto y abolió con la acusación de herejía a Los Templarios en el año 1314. El Vaticano intenta ahora con esta burla de publicación, no sólo exonerar a Clemente V de complicidad, sino que además busca sacar algo de dinero extra. Las copias que ha puesto a la venta del 'Processus contra Templarios' se pueden adquirir por 5.900 euros. Ya tienen 700 solicitudes de compra entre Universidades y Bibliotecas. Todo un negocio.

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero