martes, 18 de diciembre de 2007

No a la Navidad

Lo cierto es que hay mucha gente a quien no le gusta la Navidad, que les entristece cuando llega y que no sienten en absoluto esa alegría que sienten otros durante estas fechas. Los motivos, los de siempre: la perdida reciente de un ser querido, estar enfermo, ser pobre y no tener con qué comprar, trabajar a cientos de kilómetros de casa sin poder regresar, etc. Y considero que no es justo para ellos el tener que aguantar a bombo y platillo una fiesta que no desean celebrarla. Por la calle, por la tele, por la radio, el vecino, todo el mundo está feliz y descorchando champán. No existe un sólo lugar donde esconderse y, “sí o sí”, como dicen los argentinos, de una manera o de otra has de festejarlo. La Navidad debería ser una festividad, primero, más breve y, segundo, menos escandalosa, para poder así respetar el estado anímico de cada cual. Hacer esto sí que sería empatizar.

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero