viernes, 15 de febrero de 2008

Ruido de sables

Las recientes publicaciones que se han hecho en los periódicos daneses, en las que se puede ver a Mahoma caricaturizado con un turbante-bomba sobre su cabeza, como si fuera el líder religioso de una secta de terroristas, me han parecido que son de muy mal gusto y ofensivas para todos los musulmanes. En muchos países árabes, donde los derechos humanos se ven diariamente vulnerados por dictadores y jeques, y donde la carestía de alimentos y de trabajo suele ser “lo normal”, la fe en Alá es el único báculo en el que se apoyan muchos para poder seguir hacia delante. En todas las religiones hay fanáticos que dicen matar por su Dios, no sólo en la musulmana. Azuzar gratuitamente y etiquetar de terroristas a todos los miembros de una religión, por lo que han hecho unos pocos, no nos ayuda en absoluto a que la convivencia entre nosotros sea más tolerante.
.

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero