viernes, 21 de marzo de 2008

Sicarios

Llegan, matan y se van. Por apenas 3.000 euros los sicarios colombianos que vienen a España hacen un calentao (asesinan) a quien se les pide hacerlo. Sin escrúpulos, sin tragedia, hola, un par de tiros y adiós. Y horas antes de que se le acerque algún policía al muerto, ya se encuentran volando de regreso hacia Colombia; donde probablemente tendrán que rendir cuenta de lo sucedido ante las mafias de narcotráfico que les contrataron. Aunque no todas las víctimas suelen ser clientes de estas mafias que no quisieron (o pudieron) pagar por el alijo de droga que recibieron, sino que también los hay quienes son asesinados por celos, por deudas con el juego o porque iban a declarar como testigos molestos en algún juicio. El sicario presta sus servicios a quien sea por los motivos que sea.
En España, según la policía, entre el 5 y el 10 por ciento de las muertes violentas que se registran son cometidas por sicarios. Motivo por el cual se han tenido que especializar las brigadas de homicidios y de desaparecidos en este tipo de asesinatos, que bien podrían ser considerados como “crímenes perfectos”, ya que solamente se resuelven uno de cada diez casos.

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero