viernes, 19 de diciembre de 2008

'No', a Dios gracias


A Dios gracias que los eurodiputados han sabido apretar el botón correcto a la hora de votar y han dicho “no” a la jornada laboral de 65 horas semanales. Con la que está cayendo -más de cien mil desempleados todos meses, los que tenemos, y que se suman a los casi 3 millones que ya están haciendo cola en las puertas de los INEM-, sólo nos faltaba ampliar la jornada laboral de 48 a 65 h para que el número de parados crezca sin final. Los parlamentarios europeos, tan poco permeables a veces con los problemas del pueblo llano, han querido esta vez ‘hacer piña’ en torno a los intereses de los trabajadores y no de los mercaderes. Los convenios laborales consensuados a principios del siglo XX, después de arduas batallas con la patronal, no se pueden quebrantar ni cambiar por capricho o interés; aunque algunos están empecinados en creer que sí.
.

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero