viernes, 25 de septiembre de 2009

El regreso de Zelaya

Empiezo a tener serias dudas de que Manuel Zelaya, el derrocado presidente de Honduras, sea una persona de fiar. Sus acciones, revulsivas y poco diplomáticas, le están haciendo quedar como un agitador político y no como el mesías que algunos hondureños creen que es y que esperan de vuelta. Desde la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se encuentra, y con el apoyo de Hugo Chávez -que esa es otra-, anima a las masas para que se pronuncien, le protejan y le ayuden a retomar el poder. «Patria, restitución o muerte», grita. Pero no dice nada de la inseguridad ciudadana que está provocando. No sé si quiso o no manipular la constitución hondureña para quedarse eternamente en el poder -que es de lo que se le acusa-, pero viéndole actuar así, me resulta difícil poner la mano en el fuego.

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero