jueves, 1 de octubre de 2009

Medida discutible

La subida que quiere llevar a cabo el Gobierno de dos puntos porcentuales en el IVA general (de 16% a 18%) y de un punto en el IVA reducido (de 7% a 8%) parece ser en principio una buena medida recaudatoria para contrarrestar el excesivo gasto social que tenemos. Pero sólo en principio, ya que es muy probable que a la larga esta decisión nos lleve más bien a reducir y no a aumentar el dinero que se recauda. Estos gravámenes entrarán en vigor a partir del 1 de julio de 2010. Y seguramente a los consumidores, hasta que llegue esa fecha, nos entrarán las prisas por comprar todo tipo de productos para ahorrarnos ese 2% de más que nos quieren cobrar. Cuando llegue la fecha indicada de julio, el consumo podría caer hasta los subsuelos, notándose en el desempleo. Los sectores que no venden nada con lo que se pueda ahorrar, como la hostelería o los servicios culturales y de espectáculos, ni siquiera se podrán aprovechar de estos meses de 'compra compulsiva' y, simplemente, verán mermar su negocio cuando inevitablemente tengan que aplicar el 8% de IVA que les corresponde a ellos.

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero