viernes, 5 de noviembre de 2010

De vacaciones a Necrópolis

Es cierto lo que decía sentado en su banco el protagonista de Forrest Gump: «La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar». Y menos si tu sino depende de lo que pueda ocurrir en el transcurso de un largo viaje. Durante el puente de Todos los Santos que acabamos de pasar han fallecido 26 personas en las carreteras. A pesar de lo impactantes y viscerales que se muestran las campañas de la DGT, seguimos apretando con la misma intensidad el acelerador de nuestro coche y nos da igual el estado de las carreteras o la fluidez de las mismas. Las prisas por tomar la cañita con aceitunas en el lugar de veraneo parece que nos obnubilan cuando estamos al volante. San Cristóbal poco o nada puede hacer si vamos a 140 km/h por un sitio que marca 60 km/h y nos viene una curva que no esperábamos. Yo aconsejaría a los conductores que pongan más fotos de familiares debajo de las que ya tienen en sus salpicaderos, ya que, si ocurre una desgracia, no serán cuatro los seres queridos que nos lloren, sino muchos más.
http://www.elcorreo.com/vizcaya/prensa/20101105/opinion/vacaciones-necropolis-20101105.html

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero