lunes, 5 de diciembre de 2011

Difícil pero no imposible

Rajoy empieza a dejar caer miguitas de pan por el suelo para que sepamos cuál va a ser su camino. Y dice frases como que «las cosas están complicadas», «lo que viene para España es difícil» etc., que vienen a ser expresiones eufemísticas de las que se puede interpretar que en el futuro va a hacer más recortes que los que hacen en un año los modistos Antonio y Lucchino. Su acólita -y bien considerada-, la Sra. Dolores de Cospedal ya se encuentra marcando el paso en Castilla La Mancha. Su anuncio de que reducirá en un 3% el sueldo de los funcionarios les ha dejado a éstos ‘muy contentos’. Y no digamos a los interinos, que les veo de trovadores en los subterráneos del metro si quieren sobrevivir. A pesar de que Rajoy tiene el mapa de España de color ‘gaviota’ y de que cuenta con 186 diputados en el Congreso, está empezando a darse cuenta de que él sólo no puede, que es necesario que todos tiren del carro: sindicatos, patronal y hasta le pide mimitos al PSOE para que le ayude en lo que pueda. ¡Qué incongruencia! Con lo despegado qué siempre ha sido, quién le ha visto y quién le ve. Lo único que me queda claro de este señor y de su ambigüedad, de su sí pero no, y de su tal vez, es que va a meter la tijera en todo. El hombre que no tiene nada que decir -según 'The Economist' -va a ser el que mejor sabe restar. Y si no al tiempo.

http://www.estrelladigital.es/cartas/Dificil-imposible_0_1078692375.html

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero