domingo, 15 de enero de 2012

Qué pesaditos los agentes sociales

Los sindicatos y la patronal están, erre que erre, apretándose las tuercas entre ellos para ver quién cede más ante la reforma laboral que tienen que elaborar. Da la impresión de que se les ha pedido crear una nueva constitución española y, lo único que tienen que hacer, es alcanzar un simple acuerdo transitorio -de dos o tres años de duración, quizá- que sirva para paliar la crisis laboral que tenemos. Los sindicatos ven peligrar, injustificadamente, las conquistas sociales y económicas que hemos alcanzado en las últimas décadas. Quizá el motivo de este pensamiento negativo se deba a la poca confianza que les transmite la patronal, no lo sé, pero lo que está claro es que ninguno quiere perder privilegios, ni siquiera durante un breve periodo de tiempo -“no vaya a ser que después no haya vuelta a tras”, pensarán-. Las negociaciones se encuentran en estos momentos estancadas. Y esto solo significa una cosa: si el gobierno quiere que se llegue a un acuerdo equitativo e inmediato, va a tener que legislar.

http://www.diariovasco.com/prensa/20120117/opinion/cartas-director/reforma-laboral-20120117.html


1 comentario:

Perséfone dijo...

A mí me da la impresión de que ninguno de los dos quiere ceder terreno ni tomar riesgos que puedan minar su imagen pública -especialmente los sindicatos-. Imagino que es más fácil esperar a que la reforma venga impuesta por ley.

La verdad es que en este sentido no les culpo. Ambos mantienen posturas demasiado dispares como para que haya un acercamiento, sobre todo en determinados aspectos. Es más, en otros incluso considero que los sindicatos han sido demasiado permisivos. Y es que, no sé si estarás de acuerdo conmigo, tengo la sensación de que siempre ceden los mismos (cuando ceden, claro).

Un saludo.

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero