martes, 10 de enero de 2012

Todos bajo control, sin excepciones

El Gobierno se ha propuesto sacar dinero hasta debajo de las piedras. De la economía sumergida, de los sueldos de los banqueros, anulando duplicidades, etc., y así hasta que consigan reunir todo lo que debemos a quienes nos lo prestaron desde fuera, que es mucho. Una de las cosas que trae consigo la crisis, es la picaresca. Te haces ducho en las artes del engaño si depende de ello tu plato de comida. Y si dependen de ti dos o tres comensales, ni te cuento. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que sobre esto del engaño sabe mucho -por qué será- amenaza con poner en acción a una retahíla de inspectores para controlarnos a todos. En la comparecencia que ha hecho ante los medios, ha dicho que se debe controlar el fraude, y ha usado para ello un tono como si la cosa no fuera con su partido. Ni Carlos Fabra, ni Francisco Camps ni otros muchos del PP que están siendo investigados le vinieron a la cabeza. Sólo ha querido fijarse en el autónomo que hace facturas sin IVA, en el arrendador que alquila sin licencia y demás fruslerías que hace la gente para subsistir y que se perdonan casi con un padrenuestro. La actitud con la que siempre se muestra la señora vicepresidenta ante el fraude de verdad que es muy extraña. Se lo debería de hacer mirar.

http://blogs.publico.es/cartasdeloslectores/2299/7-de-enero-4/

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero