domingo, 16 de octubre de 2016

Un PSOE desnortado



Es bastante irrisorio el hecho de que el PSC defienda el ‘derecho a decidir’ en Cataluña y al mismo tiempo obligue a los siete diputados que tiene en el Congreso a decir «no» a la investidura de Mariano Rajoy. Llevando a la práctica una democracia selectiva nunca vista, en la permiten que todo el mundo puedan votar lo que quiera menos los suyos. E igual de irrisorio me parece la falta de autoridad con la que solucionan ahora los problemas de calado los líderes socialistas –incluido Izeta–: en cuanto les surge alguna cuestión espinosa, preguntan a las bases qué se debe hacer y así se quitan el problema. Si Pablo Iglesias, fundador del PSOE, levantase la cabeza y viera cómo de roto y de raro tienen los trepas su partido, el mismo día le tendríamos que enterrar. Causa del óbito: disgusto. Por la gravedad del tema, hace días que se me ha metido en la cabeza la idea de que la única persona que puede poner fin al tótum revolútum que hay en el PSOE es Felipe González. A ningún otro le veo capaz. Debería plantearse volver.
____________
COMPARTELO:

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero