lunes, 20 de noviembre de 2017

El ejército y la crisis catalana



Solo se me ocurren dos escenarios en los cuales el ejército tendría que haber intervenido en Cataluña tras la declaración de independencia del ex president Puigdemont. El primer escenario bélico se hubiera producido, sin miramientos, en el caso de que los Mossos d'Esquadra se hubiesen declarado en rebeldía. Algo que no sucedió porque, cuando llegó el momento de hacerlo, a los mandos de los Mossos les faltaron arrestos. Dicho sea en román paladino: se arrugó el mayor Trapero y sus acólitos le siguieron. Otro escenario –no descartable todavía– en el que pudiera intervenir el ejército se produciría si en esta región se declarase el Estado de Alarma. Tras la aplicación del art.155, da la impresión de que Cataluña ha vuelto a la legalidad, de que los ánimos están atemperados y de que, por fin, todo marcha. Pero, desgraciadamente, me temo que la aplicación de este artículo solo nos ha dado una tregua temporal. Tras las elecciones del 21–D, si ganan los independentistas, querrán terminar lo que empezaron: romper con España. Y lo harán tomando las calles, con tractores, con caceroladas intimidatorias, con el cierre de autopistas, de vías ferroviarias, con la quema de banderas de España... Por tanto, señores militares, sigan con sus maniobras, con ojo avizor en Cataluña, por si se les reclama. 
____________
COMPÁRTELO:

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero