miércoles, 7 de octubre de 2015

En Navidades, a votar



Mariano Rajoy ha decidido que las elecciones generales se celebren el día 20 de diciembre, cuatro días antes de la Nochebuena. Y el motivo de por qué  ha querido escoger ese día solo la sabe él y su pitonisa, nadie más. ¿Las urnas harán que vuelva a casa por Navidad o que se quede en la Moncloa? Ya se verá. El caso es que no podía haber escogido una fecha peor. Cuando se acercan los «idus» de diciembre, allá por el día trece, la gente ya solo piensa en comidas de empresa, en comprar lotería y regalos o en escoger con quién va a pasar las navidades. No en ir a votar. Hasta ahora Rajoy había manejado bien los tiempos. Muchos creíamos que los comicios se celebrarían la primera o segunda semana de diciembre. Hacerlo el día 20 es demasiado tarde: en los buzones se van a mezclar los sobres de votación con las felicitaciones navideñas, y en las calles las llamadas por megafonía para ir a votar con los villancicos. Todo el mundo sabe que una semana arriba o abajo cuenta y mucho a la hora de celebrar unas elecciones. Todos menos Rajoy, claro.
http://articulospublicadosvaevictis. / Text in English
____________
COMPARTELO:

3 comentarios:

Ricardo José Lebrancón Alonso dijo...

Hummm! no infravaloremos la endiablada estrategia Marianil. La jugada más enrevesada, increíble y fuera de toda lógica es la más exitosa. Puede que el "plasmático" presidente pretenda eso precisamente: la dejadez del votante y la fidelidad de los empedernidos "peperos" que sí irán a votarle. Da igual ganar con 6 millones de votos que con doce más uno, siempre que el contrario 'no juegue', que es precisamente su pensamiento y su intención.
Quizás sean elucubraciones mías más propias del poco descanso nocturno pero... fíate tú del diablo disfrazado de Virgen del Pilar.
Saludos amigo Jon

Jon García dijo...

Hola Ricardo, gracias por tu comentario.

La desidia es cierto que siempre ha favorecido al bipartidismo. Igual Rajoy pretende -como tú bien dices- aprovecharse de que se va a dar esa circunstancia apática entre el electorado, o bien es que se ha pillado los dedos con los presupuestos generales. Yo más bien me decanto por lo último. Hoy mismo, desde Bruselas, le han enseñado las uñas al ministro de economía, Luis de Guindos, para que haga algunos arreglos en los presupuestos del año que viene: hace aguas por muchas grietas. Los querrá hacer «Ad hoc» y necesita tiempo para modificarlos.

Algunos columnistas de periódicos ya apuntaban a que esto iba a pasar.

Saludos.

Ruta Historia dijo...

Madre mía! antes de Navidad encima y de la lotería, para que estemos pensando en todo salvo en ver a quién votamos. Seguro que existe alguna estrategia de marketing rara de fondo, me decanto más por eso que por lo que comentas de los presupuestos generales.. A ver qué va pasando.
Saludos!

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero