domingo, 1 de mayo de 2016

Baile en las listas electorales



Qué ingenuos somos los que pensamos que los políticos que encabezan las listas electorales de cada partido son los más valiosos. Mira el caso de Eduardo Medina: por quejicoso y subversivo, Pedro Sánchez le mantiene en el puesto número siete por Madrid. Es más fácil que gane nueve veces la lotería, como Carlos Fabra, que consiga un escaño en el Hemiciclo. Luego están las obligaciones que el amorío impone. Pablo Iglesias, por ejemplo, necesita dos escaños libres. Uno para su ex, Tania Sánchez, y otro para su actual novia, Irene Montero. Por lo que sus nombres deben ir en cabeza de la circunscripción que les corresponda. Se debe también atender al transfuguismo. Con todo lo que Toni Cantó, cantó en su día en contra de UPyD, Albert Ribera le tendrá que poner de nuevo como número dos en Valencia. Que menos. A Irene Lozano el PSOE ya no le tiene que hacer un hueco en sus listas. Por fin ha percibido el odio que despierta en muchos de sus compañeros y dice que no repite por «motivos personales». Y el PP tampoco se libra de nepotismo. Rajoy se ha puesto a sí mismo como nº 1 por Madrid. En contra de todos.
____________
COMPARTELO:

No hay comentarios:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero